Gestión emocional en la crisis del COVID 19

Gestion de las emociones

En las situaciones de crisis se hace fundamental desplegar estrategias para mantener el equilibrio emocional. No hacerlo hará que la las emociones de ansiedad y miedo sean tan intensas que los procesos cognitivos que son necesarios para actuar de forma exitosa en ella se vean alterados. De esta forma, cuanto más emocionados estemos atenderemos peor, procesaremos peor, pensaremos peor.

 

Gestión de las emociones

Algunos consejos que desde Psania os ofrecemos para gestionar emocionalmente esta crisis:

  • Asegurarnos de la fiabilidad de la fuente de información a la que recurrimos. Cualquier dato por muy estadístico que sea, proporcionado en cualquiera de los muchísimos medios de comunicación ha de ser filtrado por parte de la persona que lo recibe. Se crítico.
  • No sobre estimularnos de información. Elige momentos del día en los que informarte, no puedes estar de forma permanente pendiente. En psicología esto se llama “hacer un gran foco”. Y el resultado de este fenómeno suele ser la perdida de objetividad, la distorsión, y mayores índices de agobio.
  • Trabaja los pensamientos que mantienes, o lo que es lo mismo, trabaja el discurso interno que mantienes contigo mismo en esta situación:
    • Si sigo los protocolos recomendados todo saldrá bien.
    • Aunque presente síntomas, no tienen por qué ser de coronavirus. Tendré que observarme desde la calma.
    • Puedo ver en todo esto una oportunidad, una oportunidad para aprender a dar valor a muchas cosas, una oportunidad para ver como en equipo todo funciona mejor, una oportunidad para pasar tiempo con familia, para hablar con amigos etc.

 

  • Planifica rutinas diarias:  levantarse, desayunar, trabajar desde casa, hacer actividades deportivas, curso, lectura, tiempo para hablar con amigos.
  • Intenta centrarte en cada una de las cosas que vas haciendo en el día, es fácil dejar que la mente empiece a centrarse en que pase ya el tiempo, en llevar cuenta atrás….  Esto es malísimo. Carpe diem, vive el momento.

 

  • Plantéate este momento como un buen momento para hacer algo que siempre has deseado. Es un momento para empezar a ejecutar tu propósito de meditar, o de escribir o hacer ese curso que siempre deseaste, pero que nunca sacaste el tiempo….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − siete =