¿Qué es la logopedia?

La logopedia es una profesión sanitaria que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento de patologías relacionadas con la función de comunicación (habla y lenguaje), con otras funciones como la respiración y deglución y con trastornos relacionados con la voz, la audición, la lectura y escritura.

¿Cómo trabajamos?

Todas nuestras sesiones de tratamiento logopédico son individuales e individualizadas, de forma que cada tratamiento está enfocado a las necesidades específicas de la persona. Atendemos a todo tipo de población, tanto niños como adultos, desde el nacimiento hasta la ancianidad.

Siempre cuando alguien llega a nuestra clínica y solicita información acerca del servicio de logopedia lo primero que hacemos es conocernos en una entrevista familiar y personal, después evaluamos la problemática con pruebas estandarizadas, posteriormente realizamos una programación con objetivos y necesidades y por último nos ponemos a tratar.

¿Qué atendemos?

1. Trastornos del habla

– Dislalia: dificultad para articular fonemas o sonidos al hablar, sin que la anatomía esté comprometida.

– Disglosia: dificultad para articular fonemas o sonidos debido a anomalías anatómicas o malformaciones de los órganos fonoarticulatorios.

– Disartria: dificultad para articular palabras debido a una alteración de los mecanismos de control neuromuscular
– Disfemia o tartamudez: trastorno de la fluidez del habla.

2. Trastornos del lenguaje

– Retraso simple de lenguaje: conlleva la no aparición del lenguaje a la edad en que corresponde o tener un lenguaje más infantil de lo esperado para su edad.

– TEL: el trastorno específico del lenguaje conlleva dificultades de lenguaje que ocasionan problemas sociales, comportamentales y escolares.

– Afasia: dificultad en el lenguaje expresivo y/o comprensivo debido a una lesión cerebral sobrevenida.

3. Trastornos relacionados con lectura y escritura

– Dislexia: dificultad para aprender a leer con precisión, se confunde el orden de letras, silabas o palabras.
– Disgrafía y disortografía: dificultad para aprender a escribir con normalidad, se crean problemas de ortografía.

4. Trastornos de la voz

– Disfonías infantiles o adultas: ronquera o pérdida del timbre normal de la voz debido a la aparición de lesiones en la laringe.

5. Terapia orofacial y míofuncional

– Funciones:
+Deglución atípica: mala colocación lingual a la hora de tragar el bolo alimenticio, conlleva malformaciones o maloclusiones dentales.

+ Respiración oral: consiste en la realización del mecanismo inspiración/espiración por la boca en estado de reposo.
+ Succión anómala: mala obtención de alimento en bebés, lo que compromete la alimentación y nutrición ya sea mamando o con biberón.

– Problemas de alimentación: problemática para el cambio de alimentación, supone alargar la etapa de la alimentación triturada cuando el niño ya debe masticar y alimentarse con sólidos.

– Disfagia: dificultad en el tragado del bolo alimenticio, es la dificultad para trasladar de manera eficaz y segura el alimento desde la boca hasta el estómago. Puede causar aspiraciones o penetraciones del alimento lo que da lugar a atragantamientos e incluso puede provocar neumonías y la muerte de la persona.

– Parálisis facial: incapacidad para controlar la musculatura facial de la hemicara afectada, por lo que los movimientos faciales se alteran.

– Trastornos de la ATM: afectación de la articulación temporomandibulares que origina problemas masticatorios, dolores de cabeza, etc.

– Descompensación del tono muscular de la zona orofacial: por exceso de contracción (hipertonía) o por excesiva debilidad (hipotonía).

6. Trastornos neurológicos

– Daño cerebral adquirido: es la afectación cerebral tras sufrir una lesión (accidente cerebrovascular o ictus, traumatismo craneoencefálico, tumor cerebral, etc.), produce secuelas en el funcionamiento cognitivo y en la comunicación.

– Enfermedades neurodegenerativas: trastornos causados por la muerte progresiva de neuronas de diferentes regiones del sistema nervioso. Esta pérdida origina síntomas neurológicos, entre ellos trastornos orofaciales, del habla, del lenguaje, de la alimentación, de la memoria, de la lectura y escritura, etc.

7. Atención temprana:

Intervención, dirigida a la población infantil de 0 a 6 años, a su familia y al entorno, que tienen como objetivo dar respuesta, lo más pronto posible, a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tengan riesgo de padecerlos, por ello se contempla en sus entornos más inmediatos (domicilio y/o escuela infantil).

Los campos marcados con un * son obligatorios.