Encopresis infantil

psicologia infantil valladolid

 

¿Qué es la encopresis infantil?

La encopresis es la defecación involuntaria en niños mayores de 4 años, sin existir causa orgánica que lo justifique.  Se produce en lugares inapropiados como en la ropa.

Los niños que padece este problema, con frecuencia se sienten avergonzados y comienzan a evitar las situaciones en las que tienen que relacionarse con otros niños o adultos, provocando en ocasiones aislamiento social, estrés y ansiedad. 

Al igual que la enuresis, la encopresis es un trastorno más común en los niños varones. De hecho, entre los 7 y 8 años, afecta al 1,5% de los niños y sólo al 0,5% de las niñas.

 

Síntomas de la encopresis infantil

Los síntomas más comunes de la encopresis son:

  • Incontinencia intestinal. El niño no es capaz de retener sus heces hasta llegar al baño.
  • Defecar en lugares no destinados para tal función, como en la ropa.
  • Ocultar las defecaciones a los padres y/o profesores.

 

¿Cuáles son las causas?

  • En muchas ocasiones, la encopresis está asociada al estreñimiento. Cuando ocurre esto, el niño puede asociar el acto de evacuar con algo negativo y doloroso por lo que acaba evitándolo. Cuando el colon y el recto no se vacían, llega un momento en que se produce un desbordamiento. 
  • Aprendizaje inadecuado de los hábitos higiénicos.
  • Miedo. Cuando al niño se le ha obligado a utilizar el inodoro demasiado pronto o se le ha reñido demasiado cuando lo utilizaba de forma inadecuada, puede provocarle miedo o fobia.
  • Hereditarias. Si uno de los progenitores ha experimentado en su infancia encopresis, puede aumentar hasta un 15% las posibilidades de que el niño también lo experimente.

 

 

¿Cómo podemos ayudaros?

  • Valorar e intervenir si existe un problema de estrés o ansiedad en el niño. 
  • Reconducir y afianzar el hábito de evacuación de forma natural y divertida.
  • Facilitar que el niño sea capaz de identificar las señales de necesidad de evacuación.
  • Ofrecer asesoramiento a los padres para la mejora del manejo de control de esfínteres del niño.
  • Promover un buen clima familiar.
  • Gestionar las emociones negativas a consecuencia del problema.

Ponte en contacto con nuestro equipo de especialistas en Psicología Infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dos =