¿En qué elijo invertir mi tiempo?

psicólgos en Valladolid

Vivimos en una sociedad donde no paramos un segundo, estamos permanentemente ocupados: trabajo, hijos, obligaciones, reuniones… En nuestro estilo de vida actual el tiempo es más que nunca oro, por la ausencia del mismo y la cantidad de obligaciones y rutinas que ocupan nuestro día a día. Ahora bien, si el tiempo es ese regalo tan valioso actualmente, ¿a quién estás eligiendo otorgárselo? ¿En qué lo estás invirtiendo?

Actuar

Como indica el vídeo, tendemos a evitar pensar en el tiempo que nos queda por vivir y tener la sensación de que siempre dispondremos de la oportunidad de hacer lo que nos hace felices. De manera que si hoy no voy a ver a mis padres porque “tengo mucho trabajo”, no les llamo ya que “estoy saturada y no tengo ganas de hablar con nadie”, mañana o pasado tendré una nueva oportunidad de verlos.

Si nos paramos a pensar en el tiempo que invertimos en los dispositivos móviles y el dedicado a nuestros familiares y amigos, ¿es proporcional a la importancia que otorgamos a cada uno de ellos? Como dice el vídeo, resulta contradictorio que nuestros seres queridos supongan lo más importante para nosotros y sin embargo dediquemos más tiempo a algo superfluo que a ellos.

¿Dónde está escrito que siempre tendremos tiempo para hacer lo que queremos?

Si hoy fuera tu último día de vida, ¿a qué lo dedicarías? Muchos de mis pacientes en consulta me dicen que lo invertirían en jugar con sus hijos, ir a ver a su familia, darles un abrazo, besar a su pareja ¿Cómo sabemos que hoy no puede ser ese último día de nuestras vidas?

Si realmente hoy fuera ese día, ¿qué huella a fecha de hoy dejarías como hija, como padre, como amigo? ¿Qué imagen de ti quedaría en la retina de tu madre, hijo o amiga?

¿Es ese el recuerdo que te gustaría dejar? ¿Es el regalo que le quieres dejar a tus seres queridos o hay algo que te gustaría cambiar? ¿Con qué imagen en sus retinas te irías satisfecho de ti mismo?

Poder de decisión

Por suerte, aún estamos a tiempo. En los días que te quedan puedes elegir ser una hija ocupada que no tiene tiempo de ir a comer con sus padres, un padre que no juega con sus hijos o un marido que ya no cuenta nada a su pareja.

O también tienes la posibilidad de empezar a dar pasos en dirección a dejar esa huella que te haga sentir bien contigo mismo. HOY, AQUÍ y AHORA puedes elegir la distribución de tu tiempo en función de lo que te hace verdaderamente feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =