Psicología Infantil: TOC

trastorno obsesivo compulsivo

Trastorno obsesivo compulsivo en niños

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) tanto en adultos como en niños, se caracteriza por la presencia de obsesiones (ideas, pensamientos, imágenes de carácter persistente que son consideradas por la persona como intrusas e inapropiadas, provocan ansiedad o malestar).

Y compulsiones caracterizadas por comportamientos o actos mentales de carácter recurrente, cuya finalidad es prevenir o aliviar la ansiedad o el malestar que acompañan a la obsesión, pero no proporcionan placer o gratificación. En la mayoría de los casos las personas se sienten impulsadas a realizar la compulsión para reducir el malestar que lleva consigo una obsesión determinada o bien para prevenir algún acontecimiento o situación negativo que temen que ocurra.

Algunos ejemplos de los casos que vemos en consulta con niños, manifiestan las siguientes obsesiones y compulsiones: “miedo a contagiarse y que se mueran, y se lavan una y otra vez las manos” “y si eso es veneno (miedo a morirme), pregunta a su madre una y otra ve ¿qué es eso?” “me va a pasar algo, se lo dice a su madre una y otra vez.
Mamá no me va a pasar nada ¿no?” “si no toco cinco veces la puerta, le pasará algo a mamá” “si no ordeno milimétricamente los libros algo malo sucederá”.

En caso de estar buscando psicólogos en Valladolid, en Psania contamos con un equipo de profesionales especialistas en psicología infantil.

Evaluación de un TOC en niños

Niño

Ver cuál es su patrón de comportamiento. Cuáles son las obsesiones que presentan, en que contextos se producen y las compulsiones que lleva a cabo como estrategias de evitación de dicho malestar y pensamientos. Con la compulsión de forma inmediata consiguen que se reduzca su ansiedad, eliminando la posibilidad de que suceda lo que temen.

Por ejemplo: niño que tiene miedo a que le ocurra algo malo, que se contagie y se muera. Todo ello cargado de alta ansiedad, intranquilidad. Ante lo cual responde con lavarse continuamente las manos. Evitar tocar ciertos objetos: como los pomos de las puertas, la mesa, etc. Y si lo hace lavarse inmediatamente.

O un niño, que piensa que sino cuenta hasta 20 le va a pasar algo a su madre, y cuenta hasta 20 cada vez que le asalta esta idea”. Con estos comportamientos (compulsiones) de forma inmediata consigue disminuir su malestar, mitigar su obsesión o la probabilidad de que ocurra lo que teme. Sin embargo, la trampa está en que no solo no se eliminan dichas obsesiones o pensamientos, ya que al rato volverán a aparecer de forma más recurrente y nuevamente a empezar. Sino que también mantenidos dichos comportamientos en el tiempo comienzan a limitar al niño y a su contexto. Comienza a tener coste en las diferentes áreas de sus vidas: a nivel académico manifiestan dificultad para concentrarse, peores resultados académicos.

Con los amigos: no están centrados en los juegos, están como ausentes (estando su atención en las obsesiones), no disfrutan de lo que hacen con ellos. A nivel familiar: los padres según el tipo de compulsión pueden estar cansados de escuchar decir o hacer una y otra vez lo mismo. Del mismo modo que los hermanos.

A nivel personal: se sienten más tristes, agotados de la continua lucha con las obsesiones, insatisfechos consigo mismo, ya que cuanto más tiempo dedican a atender u obedecer a sus obsesiones menos tiempo están dedicando en las cosas que antes le eran gratificantes. Más cansados, irritados, etc.

Padres

Es importante tener información de cómo reaccionan ante las compulsiones de los niños. En ocasiones son frecuentes reacciones como:
reñirles si se lavan mucho las manos, atenderles cada vez que realizan la compulsión, infravalorar o restarle importancia a su malestar o preocupación: “no pienses eso, que bobada” “no tienes que sentirte así” etc.

Profesores

Qué comportamiento observan en el niño en clase, si allí se dan las compulsiones. O cómo está el niño en relación con las tareas escolares.

Psicólogo Valladolid

Si estás buscando un equipo de psicólogos infantiles en Valladolid en Psania te podemos ayudar. Te invitamos que contactes con nosotros y te informemos de todas las posiblidades y cómo trabajamos con niños y adolescentes.

En Psania también ofrecemos la modalidad de terapia online, en caso de no poder desplazarte a nuestro centro o si buscas la comodidad de tu hogar, nos adaptamos a tus necesidades.

Si quieres preguntar o soliciar una cita puedes ponerte en contacto de la siguiente forma:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =