Dependencia emocional en la pareja

dependencia emocional

Se habla de dependencia emocional en la pareja cuando se sufre de un apego excesivo que dificulta y entorpece el disfrute de las relaciones. El dependiente emocional se olvida de su individualidad y de lo que significa gozar de las cosas por sí mismo. En Psania contamos con un equipo de psicólogas especialistas en terapia de pareja.

Características de la dependencia emocional

dependencia emocional

Entre las características que mejor ejemplifican lo que es la dependencia emocional en la pareja, podríamos hablar de las siguientes:

  • Deseo constante de contacto y baja tolerancia a la soledad: La persona dependiente desea estar el máximo tiempo posible con su pareja, y por mucho tiempo que pasen juntos, para él o ella, nunca será suficiente. Las nuevas tecnologías y la inmediatez en las comunicaciones fomentan aún más esa necesidad. El dependiente emocional tiene miedo a estar solo, no es capaz de disfrutar de sí mismo y tiene la sensación de que sin su pareja no puede ser feliz.
  • Su relación de pareja está por encima de todo: Poco a poco van abandonando sus aficiones, sus amistades e incluso su propia familia, convirtiéndose prácticamente en la sombra de su pareja. Idealizan a la otra persona y la ven como un ejemplo a seguir.
  • Inseguridad constante con respecto al futuro de su relación. La persona dependiente siempre está con miedo a que su idílica relación de pareja termine y pueda ser abandonada en cualquier momento.
  • Exclusividad en las relaciones: El dependiente quiere literalmente a su pareja para él solo. Todo lo demás le incomoda, desde amigos hasta compañeros de trabajo.
  • Sentimiento de desvalorización: La persona dependiente siente constantemente que no está a la altura de su pareja, que no la merece y que es una fortuna que el otro esté a su lado.
  • Despersonalización y absoluta complacencia en todos los gustos y necesidades de su pareja: La persona dependiente puede llegar incluso a discutir con su círculo más cercano en caso de que alguien le recrimine su comportamiento. El dependiente no dudará en justificar, rebatir e incluso alejarse de quien le reproche su actitud, pues él está convencido de lo magnífica que es su pareja y de que nadie más lo entiende.

Aspectos a trabajar para superar la dependencia emocional

dependencia emocional

Entonces, ¿qué aspectos sería conveniente empezar a trabajar para contribuir a superar la dependencia emocional en la pareja?

  • Sin duda, el primer paso es reconocer que existe un problema en la relación. Es fundamental admitir que hay una dependencia hacia otra persona que nos está impidiendo ser felices y que nos afecta en nuestro desempeño cotidiano.
  • Modificar creencias erróneas sobre el amor y las relaciones afectivas, tratando de mantener una relación de pareja donde cada cual conserve su individualidad.
  • Mejorar la autoestima de modo que nuestro bienestar se base en buscar nuestra propia aprobación y no la de los demás. Es importante que la primera persona a la queramos agradar con lo que hacemos sea a nosotros mismos.
  • Aprender a disfrutar de los momentos a solas con uno mismo y entender la soledad como un espacio para reflexionar, inspirarse, descansar o hacer introspección.
  • Saber ponerse límites que nos protejan frente a abusos externos e internos. Los límites son barreras saludables que guardan mucha relación con cómo uno se quiere a sí mismo. Cuando nunca te has puesto límites es fácil caer en todo tipo de enganches y abusos, porque si no sabes ponerte límites a ti mismo, mucho menos los sabrás poner afuera.

Relación sana con uno mismo

A modo de conclusión, para poder llegar a tener una relación sana con otra persona, es clave que tengamos una relación sana con nosotros mismos, y para ello, son importantes los siguientes aspectos:

  • Autoaceptación: Es fundamental que nos aceptemos a nosotros mismos tal y como somos, con nuestras virtudes y con nuestros defectos.
  • Autocompasión  (amor): Es importante que seamos capaces de llevar ese amor hacia nosotros mismos con regularidad y de forma práctica en nuestro día.
  • Autocuidado: Se trata de cuidarnos a diario como si fuéramos algo valioso, porque realmente lo somos, pero a veces no somos capaces de verlo. Las cosas en nuestra vida diaria no siempre salen bien, y ahí, es fundamental darnos cuenta de cómo nos tratamos, de cómo nos hablamos, de cómo aceptamos las críticas o los elogios y de cómo nos relacionamos con los demás. Quién no se sabe cuidar a sí mismo, es malo dejándose cuidar.

Cuando la relación no es sana con uno mismo, es habitual que todo se confunda, y que nos pueda costar diferenciar lo que, por ejemplo, es una decepción, de lo que es algo tóxico, y eso, nos hace que toleremos más de la cuenta. Nos cuesta encontrar el equilibrio, porque, de entrada, nosotros no estaríamos en una relación equilibrada con nosotros mismos.

Existen relaciones de pareja patológicas que duran toda la vida, y que son terriblemente patológicas. Porque una relación sana de pareja no es aquella que necesariamente dura toda la vida, una relación sana de pareja es aquella que, de terminar, termina sanamente.

Psicólogos en Valladolid

Si tienes preguntas o quieres consultar algo con nuestro equipo no dudes en ponerte en contacto con nosotros, nuestro equipo de psicólogos en Valladolid te dará respuesta lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 1 =