Trastornos por tics

trastornos por tics

¿Que son los tics?

Los tics se definen como movimientos involuntarios de distintas partes del cuerpo, aunque en ocasiones pueden controlarse en diferentes periodos de tiempo. Se caracterizan por ser de corta duración, arrítmicos y repetitivos.

Se pueden diferenciar en tics motores o tics fónicos principalmente. Los tics motores son movimientos musculares como levantar los hombros, parpadear muy rápido, o girar la cabeza hacia atrás. Los tics fónicos consisten en la emisión de sonidos o palabras de forma descontrolada como el carraspeo o repetición de palabras.

La ejecución del tic suele aliviar la sensación de malestar previa como cosquilleo, presión o molestia, en ocasiones difícil de describir.

Este problema suele aparecer en la infancia, siendo transitorio en la mayoría de los casos, y más frecuente en el sexo masculino.

Los tics nerviosos se asocian en su mayor medida a factores psicológicos y ambientales como situaciones de estrés, frustración o ansiedad, aunque, además, puede haber vulnerabilidad genética que predisponga la aparición del problema. En muchas ocasiones, la presencia de tics genera mucha ansiedad y estrés, produciendo un círculo vicioso que provoca el mantenimiento del problema.

¿Qué tipos de tics existen?

Los tics se clasifican en:

  • Tics motores simples.  Se manifiestan con movimientos en los que participa un grupo muscular concreto como la elevación de cejas, movimientos en la nariz o parpadeo constante. Predominan las zonas de la cara, el cuello y los hombros, aunque en algunas ocasiones se puede dar en otras partes del cuerpo. Son movimientos breves y repetitivos.

  • Tics motores complejos. En este caso los movimientos involucran varios grupos musculares dando lugar a movimientos más complejos como torsiones del cuello y de los hombros, agacharse o dar un golpe.

  • Tics vocales simples. Son sonidos aislados sin significado lingüístico como carraspear, sorber o rechinar.

  • Tics vocales complejos. Se manifiestan pronunciando palabras o frases con significado lingüístico como repetir palabras, insultar, tararear o tartamudear.

Tipos:

  • Síndrome de Tourette: 

Se caracteriza por la presencia de tics motores y uno o mas tics vocales en algún momento de la enfermedad. Estos tics persisten durante mas de un año aumentando y disminuyendo la intensidad intermitentemente.

  • Trastorno de tic transitorio:

Se caracteriza por uno o más tics motores que mejoran o empeoran a lo largo de las semanas. Alguna vez también se puede producir un tic vocal. Generalmente estos tics se producen por la zona de la cara, el cuello o brazos. La presencia de estos tics no dura más de un año. 

  • Trastornos de tics motores o vocales crónicos:

Se caracteriza por la presencia de tics motores o vocales (no ambos a la vez) simples y complejos. Como en el trastorno de tic transitorio, estos tics se limitan normalmente a la cara cuellos o extremidades superiores. Estos tics se mantienen en un periodo de más de 12 meses desde la aparición del primer tic.

Tratamiento psicológico

Los trastornos por tics pueden mejorar de forma considerable con terapia cognitivo conductual.

Esta consiste en:

  • Evaluación integral para identificar la naturaleza del problema, intensidad, frecuencia, y el impacto de los tics en los distintos ámbitos de vida la persona (social, familiar, académico, profesional…)
  • Psicoeducación tanto al niño como a la familia.
  • Tratamiento de la posible patología asociada (estrés, ansiedad, depresión…)
  • Entrenamiento en relajación
  • Prevención de recaídas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × tres =