¡1º Consulta de valoración gratuita, contáctanos!

Trastornos por Tics en Psicología Clínica

Contenido de este artículo

Centro de Psicología Psania – Expertos en Tics y Salud Mental en Valladolid

¿Qué son los tics?

Los tics son movimientos involuntarios de diversas partes del cuerpo, que en ciertas ocasiones pueden controlarse durante diferentes periodos de tiempo. Se caracterizan por su brevedad, arritmia y repetición.

Los tics se pueden dividir en tics motores y tics fónicos. Los tics motores implican movimientos musculares como encoger los hombros, parpadear rápidamente o girar la cabeza. Los tics fónicos abarcan la emisión descontrolada de sonidos o palabras, como carraspear o repetir palabras.

La ejecución del tic suele aliviar el malestar previo, como cosquilleo, presión o molestia, a veces difícil de describir.

Este problema tiende a manifestarse en la infancia, siendo en su mayoría transitorio, y más frecuente en varones.

Los tics nerviosos están mayormente relacionados con factores psicológicos y ambientales, como situaciones de estrés, frustración o ansiedad. Además, puede existir una predisposición genética que contribuya a su aparición. Con frecuencia, la presencia de tics genera ansiedad y estrés, creando un círculo vicioso que mantiene el problema.

Tipos de tics

Se dividen en:

  1. Tics Motores Simples: Estos involucran movimientos de un grupo muscular específico, como levantar las cejas, mover la nariz o parpadear constantemente. Suelen afectar la cara, el cuello y los hombros, aunque en ocasiones pueden presentarse en otras partes del cuerpo.
  2. Tics Motores Complejos: En este caso, los movimientos abarcan varios grupos musculares, resultando en movimientos más intrincados, como girar el cuello y los hombros, agacharse o dar un golpe.
  3. Tics Vocales Simples: Son sonidos aislados sin significado lingüístico, como carraspear, sorber o rechinar.
  4. Tics Vocales Complejos: Estos implican la pronunciación de palabras o frases con significado, como repetir palabras, insultar, tararear o tartamudear.

Trastornos por tics Asociados

  • Síndrome de Tourette: Caracterizado por tics motores y uno o más vocales en algún momento. Persisten por más de un año, con intensidad variable.
  • Trastorno de Tic Transitorio: Se caracteriza por tics motores que mejoran o empeoran con el tiempo, a veces acompañados de tics vocales. Suelen afectar la cara, el cuello o los brazos y no duran más de un año.
  • Trastornos de Tics Motores o Vocales Crónicos: Presentan tics motores o vocales simples y complejos, pero no ambos al mismo tiempo. Se concentran generalmente en la cara, el cuello o las extremidades superiores. Persisten durante más de 12 meses desde la aparición del primer tic.

Tratamiento Psicológico para Tics

Los trastornos de tics pueden mejorar con terapia cognitivo conductual.

Esta terapia incluye:

  • Evaluación integral para comprender la naturaleza del problema, su intensidad y su impacto en diferentes áreas de la vida del individuo.
  • Psicoeducación tanto para el niño como para la familia.
  • Tratamiento de posibles patologías asociadas, como estrés o ansiedad.
  • Entrenamiento en técnicas de relajación.
  • Prevención de recaídas.

Si necesitas ayuda con los tics y la salud mental, Centro de Psicología Psania está aquí para apoyarte en Valladolid.

¡Encuentra alivio para los tics y mejora tu calidad de vida con nosotros!

Preguntas frecuentes sobre trastornos por tics

¿Qué pasa cuando tienes muchos tics?

Tener muchos tics puede ser indicativo de un trastorno de tic, especialmente si estos tics son frecuentes, persistentes y afectan significativamente la vida diaria del individuo. Los tics son movimientos o sonidos repentinos, rápidos y no rítmicos que una persona hace de manera involuntaria. Existen diferentes tipos de trastornos de tic, y el manejo de estos depende del tipo y la gravedad de los síntomas presentados. Aquí te explico qué puede significar tener muchos tics y cómo se aborda:

Tipos de Trastornos de Tic
Trastornos de Tic Transitorios: Son comunes en la infancia y generalmente involucran tics motores, sonoros o ambos, que duran menos de un año.
Trastorno de Tic Crónico: Cuando un individuo experimenta tics motores o vocales (pero no ambos) durante más de un año.
Síndrome de Tourette: Se caracteriza por la presencia de múltiples tics motores y al menos un tic vocal, que han estado presentes durante más de un año. Los tics pueden variar en frecuencia y severidad, y a menudo cambian con el tiempo.

Impacto en la Vida Diaria
Los tics pueden interferir con las actividades diarias, la comunicación y el rendimiento académico o laboral. Además, pueden afectar la autoestima y las relaciones sociales, provocando ansiedad o depresión en algunos casos.

Causas
Las causas exactas de los trastornos de tic no se conocen completamente, pero se cree que factores genéticos, neurológicos y ambientales juegan un papel importante. La investigación sugiere que los trastornos de tic están relacionados con anomalías en ciertas áreas del cerebro, incluyendo los ganglios basales, que están involucrados en el control de los movimientos.

Tratamiento y Manejo
El tratamiento para los trastornos de tic se personaliza según las necesidades específicas del individuo y puede incluir:

Educación y Apoyo: Informar al individuo y a su familia sobre el trastorno puede ser un componente crucial del manejo.
Terapia Conductual: La terapia de reversión de hábitos y otras estrategias conductuales pueden ayudar a manejar los tics.
Medicación: En casos donde los tics son severos y afectan significativamente la calidad de vida, pueden prescribirse medicamentos para ayudar a controlarlos.
Apoyo Psicológico: La terapia puede ayudar a manejar los problemas emocionales o sociales asociados con los trastornos de tic.

Importancia de la Evaluación Profesional
Si los tics son frecuentes y afectan la vida diaria, es importante buscar la evaluación de un profesional de la salud mental o un neurólogo. Un diagnóstico adecuado es esencial para el desarrollo de un plan de tratamiento efectivo.

Recuerda que el apoyo y la comprensión son fundamentales para ayudar a alguien con un trastorno de tic a manejar sus síntomas y mejorar su calidad de vida. Juntos, podemos buscar las estrategias y el apoyo necesario para abordar este desafío.

¿Cómo son los tics por ansiedad?

Los tics por ansiedad son movimientos o sonidos involuntarios y repentinos que pueden ser exacerbados o desencadenados por situaciones de estrés o ansiedad. Aunque los tics generalmente se asocian con trastornos neurológicos específicos, como el síndrome de Tourette, es importante reconocer que la ansiedad también puede provocar o intensificar comportamientos de tic en algunas personas. Aquí te explicamos cómo son los tics relacionados con la ansiedad y su manejo:

Características de los Tics por Ansiedad
Involuntarios: Los tics son movimientos o sonidos que la persona no puede controlar completamente.
Repentinos y Rápidos: Aparecen de forma súbita y son breves, como parpadeos, encogimientos de hombros, movimientos de cabeza, hacer clic con la lengua o carraspear.
Aumentan con el Estrés: Los tics pueden intensificarse en momentos de mayor estrés o ansiedad.
Varían en Intensidad: La frecuencia y severidad de los tics pueden variar de un día a otro y en diferentes situaciones.
Pueden ser Temporales: Los tics inducidos por ansiedad pueden disminuir o desaparecer una vez que se reduce la ansiedad o se maneja el estrés.

Diferenciación de Otros Trastornos de Tic
A diferencia de los trastornos de tic crónicos o el síndrome de Tourette, los tics asociados con la ansiedad no constituyen un trastorno de tic en sí mismos, sino más bien una manifestación física o comportamental de la ansiedad.

Manejo de los Tics por Ansiedad
Técnicas de Relajación: Prácticas como la respiración profunda, la meditación y el yoga pueden ayudar a reducir los niveles generales de ansiedad y, como resultado, disminuir los tics.
Terapia Cognitivo-Conductual (TCC): La TCC es efectiva para tratar la ansiedad y puede ayudar a las personas a desarrollar estrategias para manejar sus tics.
Estrategias de Manejo del Estrés: Aprender y aplicar técnicas de manejo del estrés puede reducir la ansiedad y los tics asociados.
Apoyo Psicológico: La terapia de apoyo o la consejería pueden proporcionar un espacio seguro para explorar las causas subyacentes de la ansiedad y desarrollar estrategias de afrontamiento.
Actividad Física Regular: El ejercicio puede ser una herramienta eficaz para reducir la ansiedad y mejorar el bienestar general.
Terapia de Reversión de Hábitos: Aunque más comúnmente utilizada para trastornos de tic específicos, esta técnica también puede ser útil para manejar los tics relacionados con la ansiedad.

Importancia de la Evaluación Profesional
Si los tics o la ansiedad afectan significativamente la calidad de vida, es crucial buscar la evaluación de un profesional de la salud mental. Un diagnóstico adecuado puede ayudar a desarrollar un plan de tratamiento personalizado que aborde tanto los tics como la ansiedad subyacente.

Es importante recordar que tanto la ansiedad como los tics son manejables con el apoyo adecuado y las estrategias de tratamiento. Trabajar juntos para entender y abordar las raíces de la ansiedad puede ser un paso clave hacia la reducción de los tics y la mejora del bienestar general.

¿Cuál es la diferencia entre tic y toc?

La diferencia entre Tic (Trastornos de Tic) y TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo) radica principalmente en la naturaleza de los síntomas, las causas subyacentes y los enfoques de tratamiento. Aunque ambos pueden manifestarse a través de comportamientos repetitivos, sus características y el impacto en la vida de las personas son distintos. Aquí te detallo las principales diferencias:

Trastornos de Tic (Tic)
Naturaleza de los Síntomas: Los tics son movimientos o sonidos repentinos, rápidos y no rítmicos que una persona realiza de manera involuntaria. Los tics motores pueden incluir parpadeo, encogimiento de hombros o sacudidas de cabeza, mientras que los tics vocales pueden incluir carraspeo, gruñidos o palabras específicas.
Control Voluntario: A menudo, las personas con tics experimentan un impulso premonitorio antes del tic y pueden sentir un alivio temporal después de completarlo. En algunos casos, pueden suprimir los tics por un período, pero esto puede resultar en una sensación de tensión o malestar hasta que se realiza el tic.
Causas: Los tics generalmente comienzan en la infancia y pueden estar influenciados por factores genéticos y neurológicos.
Tratamiento: El manejo de los tics puede incluir terapia conductual, medicación (en casos específicos donde los tics son severos o afectan significativamente la calidad de vida) y educación para el paciente y su familia.

Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC)
Naturaleza de los Síntomas: El TOC se caracteriza por obsesiones (pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que son intrusivos y causan ansiedad o malestar) y compulsiones (comportamientos repetitivos o actos mentales que una persona se siente impulsada a realizar en respuesta a una obsesión o según reglas que deben aplicarse rígidamente).
Control Voluntario: Las personas con TOC generalmente reconocen que sus obsesiones y compulsiones son excesivas o irracionales, pero se sienten incapaces de resistirse a ellas sin ayuda. Las compulsiones se realizan en un intento de reducir la ansiedad relacionada con las obsesiones.
Causas: El TOC es un trastorno complejo cuyas causas incluyen factores biológicos, genéticos y ambientales.
Tratamiento: El tratamiento efectivo para el TOC a menudo incluye una combinación de terapia cognitivo-conductual (específicamente la terapia de exposición y prevención de respuesta) y medicación (como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS).

Diferencias Clave
Motivación: Los tics son respuestas motoras o vocales involuntarias sin un propósito intencional, mientras que las compulsiones en el TOC son comportamientos intencionados diseñados para aliviar la ansiedad causada por las obsesiones.
Conciencia: Las personas con TOC suelen ser muy conscientes de que sus pensamientos y comportamientos son irracionales, pero se sienten compelidas a realizarlos para aliviar la ansiedad. En cambio, las personas con trastornos de tic pueden no ser conscientes de sus tics hasta que se les señalan o pueden ser conscientes de un impulso premonitorio.

Comprender estas diferencias es crucial para el diagnóstico correcto y el tratamiento efectivo de ambos trastornos. Si se sospecha de la presencia de tics o TOC, es importante buscar la evaluación y el apoyo de profesionales de la salud mental.

¿Cuándo hay que preocuparse por un tic?

Es comprensible preocuparse por un tic, especialmente cuando aparece repentinamente o se manifiesta de manera persistente. Sin embargo, no todos los tics requieren intervención médica. Aquí te detallo algunas circunstancias bajo las cuales podría ser apropiado buscar la opinión de un profesional de la salud:

  1. Persistencia de los Tics
    Si un tic ha persistido durante más de un año, podría ser indicativo de un trastorno de tic crónico. La duración es un factor clave para determinar la necesidad de evaluación profesional.
  2. Aumento en la Frecuencia o Intensidad
    Si los tics aumentan en frecuencia o intensidad, o si surgen nuevos tics, esto puede ser una señal de que se debe buscar asesoramiento profesional para entender mejor la situación y explorar opciones de manejo.
  3. Impacto en la Vida Diaria
    Cuando los tics interfieren con actividades cotidianas, el rendimiento escolar o laboral, las relaciones sociales, o causan angustia significativa, es importante considerar la evaluación y el apoyo de un especialista.
  4. Dolor Físico o Lesiones
    Algunos tics, especialmente los motores complejos, pueden causar dolor o incluso lesiones físicas. Si esto ocurre, es crucial buscar ayuda médica.
  5. Signos de Trastornos Asociados
    Los tics a menudo coexisten con otros trastornos, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Si se observan síntomas de estos u otros trastornos mentales, es aconsejable buscar una evaluación profesional.
  6. Preocupación o Estrés Significativos
    Si el tic o la preocupación sobre el tic está causando estrés significativo al individuo o a su familia, podría ser beneficioso buscar asesoramiento. El estrés y la ansiedad pueden exacerbar los tics, creando un ciclo que merece atención profesional.
  7. Influencia en las Interacciones Sociales
    Cuando los tics impactan negativamente en las interacciones sociales o provocan aislamiento social, es importante considerar buscar ayuda para abordar estas dificultades.

Evaluación y Tratamiento
Un profesional de la salud, como un neurólogo o un psicólogo especializado en trastornos de tic, puede ofrecer una evaluación completa para determinar la naturaleza y la severidad de los tics. El tratamiento puede incluir terapia conductual, medicación (en algunos casos), y estrategias de manejo del estrés y la ansiedad. Además, el apoyo educativo y la información pueden ser valiosos tanto para el individuo afectado como para su familia.

Recuerda que muchos niños experimentan tics transitorios que desaparecen por sí solos sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, al considerar los factores mencionados anteriormente, podemos tomar decisiones informadas sobre cuándo es apropiado buscar asesoramiento profesional.

Psicólogos Valladolid

Si estás interesado en buscar psicólogos en Valladolid puedes ponerte en contacto con nosotros: 

respiracion diafragmatica

Respiración diafragmática ¿Cómo funciona?

Cuando estamos nerviosos, angustiados, estresados en nuestro interior se está lidiando una batalla hormonal. Respiración diafragmática Nuestro organismo ante esas situaciones segrega una gran cantidad

Adicciones psicológicas

Cuando hablamos de adicciones psicológicas nos referimos a esas situaciones donde la persona ante el impulso, el deseo, las ganas de consumir (puede ser el

trastorno de la conducta alimentaria

Trastornos de la Conducta Alimentaria

¿Qué es el trastorno de conducta alimentaria (TCA)? Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) representan un conjunto de trastornos mentales caracterizados por la obsesión

trastorno esquizotipico de la personalidad

Trastorno esquizotípico de la personalidad

¿Qué es el trastorno esquizotípico de la personalidad? El trastorno esquizotípico de la personalidad se caracteriza por un patrón dominante de deficiencias sociales e interpersonales