Amor romántico, amor insano

amor romántico
Concepción idealizada del amor o amor romántico: cuál es, por qué es la concepción más extendida o la instaurada socialmente y efectos de la misma

El ideal romántico del amor presenta al amor como invariable, perfecto, elevado a la categoría de necesidad, un amor de entrega total. El amor romántico está sujeto a frases y expresiones tales como «eres mi vida»,» sin ti no puedo vivir» o «para toda la vida». Es una concepción del amor como infinito e invariable. Un sentimiento que además viene a completar a una persona, complementada a través de un amado perfecto (príncipe azul) con el que todo funciona estupendamente, sin conflictos.

La concepción instaurada en nuestra sociedad es la presentada aquí. Haberse criado y vivido recibiendo infinidad de relatos e historias de amor que perpetúan este ideal romántico, que pertenecen a la memoria y cultura colectiva, dícese “Romeo y Julieta”, o historias clásicas como la de Paris y Helena en la guerra de Troya condicionan que nuestra forma de amar (lo que sentimos, pensamos y hacemos) de una forma automática sea romántica.

Este artículo nace de la experiencia a partir del contacto con un sinnúmero de víctimas de un amor mal concebido o enfermizo.

Los problemas generados a consecuencia de la idealización del amor son muy variados:
  • Cuando se tiene al amado, como es para siempre e inmutable pues la gente deja de trabajar su relación. Es fácil encontrar parejas que cohabitan diariamente dejándose ir sin más.
  • Malas interpretaciones confundiendo lo que es ser uno mismo con falta de amor. Por querer hacer algo como una actividad con amigos o amigas, el análisis interpretativo es ausencia de importancia a la pareja, falta de emociones (no me quieres lo suficiente).
  • Incorrecta lectura cuando surgen diferencias en cuanto a deseos, necesidades o actuaciones. La aparición de estas diferencias es algo normal, pero en ocasiones son interpretadas como que la relación no funciona. Las relaciones de pareja no dejan de funcionar porque surjan diferencias, sino cuando sus miembros no tienen habilidades para resolverlas.
  • Aumento de la probabilidad de problemáticas relacionadas con las pérdidas (rupturas, muertes, etc.). La pérdida de un ser querido ocasiona dolor en todas las personas, pero la forma e intensidad con la que aparece está relacionada de forma negativa con este ideal romántico. Desde este prisma aparecen más miedos y con mayor intensidad. También surge con una frecuencia superior el fenómeno de despersonalización y con ello más probabilidad de episodios depresivos.
La aparición de esta problemática se da porque este concepto de amor no se ajusta a la realidad

No se amolda ni a la naturaleza variable de la vida, ni del ser humano.

Los cambios son continuos e inherentes a la vida al igual que también lo son las pérdidas de seres amados. De la misma forma que las diferencias entre las personas y sus circunstancias, e incluso las diferencias y evolución en una misma persona.

Por todo ello, esta concepción romántica del amor lo pone a un nivel tan alto que finalmente imposibilita el amor dentro de los vínculos de lo posible.

“Y muero porque no muero…! ¡Eterno placer amargo éste del amor! ¡Perpetuo deseo de poseer tu alma, y perpetua lejanía de tu alma! ¡Siempre seremos tú y yo; siempre, a pesar de que mis ojos miren de muy cerca a tus ojos, habrá un espacio en donde cada uno se forme una imagen mentirosa del otro… ¿Cómo es posible entender lo que sientes al oír aquella música, si mi alma es distinta de la tuya? ¡Egoísmo amargo éste del amante: Querer ser uno donde hay dos; querer luchar con el espacio, con el tiempo y con el límite!”

Fernando González

Psicólogos Valladolid

Si necesitas más información y estás buscando psicólogos en Valladolid no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + 20 =