¡1º Consulta de valoración gratuita, contáctanos!

Discapacidad intelectual

discapacidad intelectual
Contenido de este artículo

¿Qué es la discapacidad intelectual?

La discapacidad intelectual se considera un trastorno del desarrollo neurológico. Se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual como en la conducta adaptativa, tal y como se pone de manifiesto en habilidades adaptativas, conceptuales y prácticas.

¿Qué síntomas tiene la discapacidad intelectual?

En cuanto a los síntomas que definen el diagnóstico de discapacidad intelectual, destacan los siguientes:

Deficiencias de las funciones intelectuales

Deficiencias de las funciones intelectuales, como son el razonamiento, la solución de problemas, la planificación, el pensamiento abstracto, el juicio, el aprendizaje académico y el aprendizaje a partir de la experiencia, comprobado mediante la evaluación clínica y pruebas de inteligencia estandarizadas individualizadas.

Deficiencias del comportamiento adaptativo

Deficiencias del comportamiento adaptativo que producen fracaso del cumplimiento de los estándares de desarrollo y socioculturales para la autonomía personal y la responsabilidad social. Sin apoyo continuo, las deficiencias adaptativas limitan el funcionamiento en una o más actividades de la vida cotidiana, como la comunicación, participación social, vida independiente en los múltiples entornos.

Periodo de desarrollo

Inicio de las deficiencias intelectuales y adaptativas durante el periodo del desarrollo.

psicólogos Valladolid

Las limitaciones referidas anteriormente se atribuyen a diferentes causas, entre ellas destacan las siguientes:

  • Ambiental, en este caso, los problemas estarían relacionados con déficits en la conducta adaptativa. 
  • Cognitivo, aquí el problema guardaría relación con los procesos cognitivos (procesamiento de la información, procesos de autorregulación, metacognición) que emplea el sujeto, que, en el caso de la discapacidad intelectual, serían inadecuados. 
  • Conductista, en este caso, las limitaciones que presenta una persona con discapacidad intelectual, tendrían relación con que su repertorio conductual se encuentra muy limitado.
  •  Evolutivo, el desarrollo de los sujetos con discapacidad intelectual es el mismo que el de un sujeto normotipo, pero más lento. 
  • Médico, aquí la causa de la discapacidad intelectual tendría relación con un síndrome, una enfermedad, alteraciones perinatales, etc.

Niveles de severidad en la discapacidad intelectual

Se pueden diferenciar diferentes niveles de severidad dentro de la discapacidad intelectual, según la evaluación de tres dominios, que serían:

Conceptual

Incluye las competencias en memoria, lenguaje, lectura, escritura, razonamiento matemático y adquisición de conocimientos prácticos, entre otros.

Social

Implica el reconocimiento de los pensamientos, sentimientos y experiencias de los otros, empatía, habilidades de comunicación interpersonal para la amistad y criterio social, entre otros.

Práctico

Incluye el aprendizaje y la autonomía en los diferentes ámbitos de la vida diaria, tales como el cuidado personal, responsabilidad y organización en sus tareas escolares o laborales, manejo del dinero, de su tiempo libre y recreación, autocontrol de sus conductas, entre otros.

niveles de la discapacidad intelectual

Niveles de gravedad de la discapacidad intelectual

Discapacidad intelectual leve

 El alumnado con discapacidad intelectual leve supone, aproximadamente, un 85% de los casos de discapacidad intelectual. Por lo general, suelen presentar ligeros déficits sensoriales y/o motores, adquieren habilidades sociales y comunicativas en la etapa de educación infantil y adquieren los aprendizajes instrumentales básicos en la etapa de educación primaria.

Discapacidad intelectual moderada

Suponen alrededor del 10% de toda la población con discapacidad intelectual. El alumnado con este tipo de discapacidad suele desarrollar habilidades comunicativas durante los primeros años de la infancia y, durante la escolarización, puede llegar a adquirir parcialmente los aprendizajes instrumentales básicos. Suelen aprender a trasladarse de forma autónoma por lugares que les resulten familiares, atender a su cuidado personal con cierta supervisión y beneficiarse del entrenamiento en habilidades sociales.

Discapacidad intelectual grave

Supone el 3 o 4% del total de la discapacidad intelectual. La adquisición de lenguaje en los primeros años suele ser escasa y a lo largo de la escolarización pueden aprender a hablar o a emplear algún signo de comunicación alternativo. La conducta adaptativa está muy afectada en todas las áreas del desarrollo, pero es posible el aprendizaje de habilidades elementales de cuidado personal.

Discapacidad intelectual profunda

Supone el 1 o 2% del total de la discapacidad intelectual. Suelen presentar un limitado nivel de conciencia y desarrollo emocional, nula o escasa intencionalidad comunicativa, ausencia de habla y graves dificultades motrices. El nivel de autonomía, si existe, es muy reducido.

discapacidad intelectual

Tratamiento de la discapacidad intelectual

En cuanto al tratamiento de la discapacidad intelectual, es muy importante la estimulación precoz, que se trata de un tratamiento educativo que debe iniciarse lo antes posible, con el propósito de mejorar o prevenir déficits de desarrollo psicomotor en niños con riesgo de sufrirlo, tanto por causa orgánica como ambiental. 

Se trata de crear un ambiente estimulante adaptado a las capacidades de respuesta de cada niño para que estas puedan ir aumentando progresivamente y su evolución sea lo más parecida a la de cualquier niño normotipo.

Los objetivos de intervención se centran fundamentalmente en la estimulación de las áreas motora, cognitiva, social y personal.

El proceso de evaluación e intervención requiere de la colaboración conjunta de un equipo de profesionales multidisciplinares, entre ellos, destacan pediatras, psicólogos y neuropsicólogos, y fisioterapeutas.

Preguntas frecuentes sobre la discapacidad intelectual

¿Qué enfermedades se consideran discapacidad intelectual?

La discapacidad intelectual no se considera una «enfermedad» en sí misma, sino más bien una condición de desarrollo que afecta la capacidad intelectual y las habilidades adaptativas de una persona. Esta condición se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual (razonamiento, aprendizaje, resolución de problemas) como en el comportamiento adaptativo, que cubre una gama de habilidades diarias sociales y prácticas. La discapacidad intelectual se identifica generalmente antes de los 18 años.

Aunque la discapacidad intelectual no es una enfermedad, existen varias condiciones y trastornos que pueden causar o estar asociados con la discapacidad intelectual, incluyendo:

  1. Síndrome de Down: Es la causa genética más común de discapacidad intelectual y se debe a una copia extra del cromosoma 21.
  2. Trastornos del espectro autista (TEA): Aunque no todos los individuos con TEA tienen una discapacidad intelectual, existe una proporción significativa que sí presenta esta condición.
  3. Síndrome de X frágil: Es una condición genética que causa una variedad de desafíos de desarrollo, incluida la discapacidad intelectual, particularmente en hombres.
  4. Síndrome de Prader-Willi: Es un trastorno genético raro que, entre otras características, puede incluir discapacidad intelectual.
  5. Síndrome de Angelman: Es un trastorno genético que causa discapacidad en el desarrollo, problemas de movimiento y equilibrio, y, en muchos casos, discapacidad intelectual.
  6. Fenilcetonuria (PKU): Es una enfermedad metabólica hereditaria que, si no se trata, puede causar problemas en el desarrollo intelectual.
  7. Infecciones durante el embarazo: Ciertas infecciones en la madre durante el embarazo, como la rubéola, pueden causar discapacidad intelectual en el bebé.
  8. Lesiones cerebrales: Las lesiones en el cerebro, ya sea por traumatismos, falta de oxígeno en el cerebro (como en casos de asfixia al nacer), o infecciones como la meningitis, pueden resultar en discapacidad intelectual.

Es importante destacar que la discapacidad intelectual puede variar significativamente en su gravedad y en el tipo de apoyo que la persona pueda necesitar. Además, el enfoque en el tratamiento y el apoyo no se centra en «curar» la condición, sino en maximizar la independencia y la capacidad de participación en la sociedad de la persona.

¿Cuándo se considera una discapacidad intelectual?

Una discapacidad intelectual se considera cuando una persona presenta limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en las habilidades adaptativas. El funcionamiento intelectual se refiere generalmente a las capacidades cognitivas y de razonamiento, típicamente medido mediante pruebas estandarizadas de inteligencia (cociente intelectual) que arrojan un resultado por debajo del promedio, generalmente un cociente intelectual (CI) de aproximadamente 70 o menos. Las habilidades adaptativas se relacionan con la capacidad de la persona para realizar actividades cotidianas necesarias para la vida independiente, como la comunicación, la autogestión, las habilidades sociales, la seguridad, la salud, el ocio, el trabajo y la educación.

Para considerarse como discapacidad intelectual, estas limitaciones deben cumplir con los siguientes criterios:

  1. Inicio durante el periodo de desarrollo: La discapacidad intelectual se manifiesta durante el periodo de desarrollo, generalmente considerado antes de los 18 años.
  2. Limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual: Esto se refiere a dificultades en habilidades cognitivas, incluyendo el aprendizaje, el razonamiento y la resolución de problemas. Como se mencionó, esto a menudo se mide a través de pruebas de CI, donde un puntaje alrededor de 70 o menos puede indicar una limitación en esta área.
  3. Limitaciones significativas en habilidades adaptativas: Esto implica dificultades en la realización de tareas diarias y habilidades necesarias para una vida independiente. Las habilidades adaptativas se dividen en tres áreas principales: habilidades conceptuales (lenguaje, lectura, escritura, conceptos de números, razonamiento, memoria), habilidades sociales (empatía, habilidades sociales, juicio, interacciones, autocontrol) y habilidades prácticas (autocuidado, seguridad, habilidades laborales, salud, manejo del dinero, tareas domésticas).

Para diagnosticar una discapacidad intelectual, los profesionales de la salud realizan evaluaciones integrales que incluyen pruebas de CI, evaluaciones de habilidades adaptativas y consideración del contexto general del individuo, incluyendo factores ambientales, educativos, culturales y de comunicación. El diagnóstico es importante para identificar las necesidades de apoyo del individuo y promover su desarrollo y bienestar.

discapacidad intelectual psania

¿Cuáles son los signos de una persona con discapacidad intelectual?

Los signos de una persona con discapacidad intelectual pueden variar considerablemente en función del grado de la discapacidad y las características individuales de cada persona. No obstante, existen ciertos signos comunes que pueden indicar la presencia de una discapacidad intelectual, especialmente si se observan en combinación y de manera consistente a lo largo del tiempo. Estos incluyen:

  1. Retrasos en el desarrollo infantil: Esto puede incluir tardanza en comenzar a hablar, caminar o desarrollar habilidades sociales en comparación con otros niños de la misma edad.
  2. Dificultades de aprendizaje: Problemas para adquirir habilidades en la escuela, dificultades para entender conceptos nuevos, problemas para recordar información y dificultades para aplicar el aprendizaje en diferentes situaciones.
  3. Dificultades en la comunicación: Problemas para entender y seguir instrucciones, dificultades para expresar pensamientos o sentimientos y problemas para comprender el lenguaje corporal y las expresiones faciales de otros.
  4. Limitaciones en las habilidades adaptativas: Dificultades en realizar actividades cotidianas necesarias para la vida diaria, como el autocuidado, la higiene personal, la gestión del tiempo y el manejo del dinero.
  5. Dificultades en las habilidades sociales: Problemas para interactuar con otros, dificultad para hacer amigos, entender normas sociales o comportarse de manera apropiada en diferentes contextos sociales.
  6. Dependencia de otros para tareas diarias: Necesidad de asistencia o supervisión en actividades diarias y decisiones.
  7. Dificultades en la resolución de problemas y el pensamiento abstracto: Problemas para entender conceptos abstractos, planificar, organizar y aplicar la lógica a situaciones cotidianas.
  8. Desarrollo emocional y social a un ritmo más lento: Puede mostrar comportamientos o emociones que son más típicos de una persona de menor edad.

Es importante destacar que la presencia de uno o más de estos signos no constituye por sí sola un diagnóstico de discapacidad intelectual. La evaluación por parte de profesionales de la salud es crucial para realizar un diagnóstico adecuado. Estos profesionales consideran una amplia gama de información, incluyendo el funcionamiento intelectual, las habilidades adaptativas, la historia del desarrollo y el contexto personal y social del individuo.

¿Qué necesita una persona con discapacidad intelectual?

Una persona con discapacidad intelectual necesita un conjunto de apoyos y recursos personalizados que le permitan alcanzar su máximo potencial, mejorar su calidad de vida y facilitar su integración e inclusión en la sociedad. Estas necesidades pueden variar ampliamente según el nivel de discapacidad y las circunstancias individuales de cada persona. Aquí se detallan algunos de los apoyos y recursos más comunes:

  1. Educación adaptada: Acceso a programas educativos diseñados para satisfacer sus necesidades de aprendizaje, que pueden incluir educación especial, adaptaciones curriculares, uso de tecnologías de apoyo y la inclusión en entornos educativos regulares siempre que sea posible.
  2. Desarrollo de habilidades de vida: Programas que ayuden a desarrollar habilidades prácticas y adaptativas, como el autocuidado, la gestión del tiempo, las habilidades sociales y laborales, y la toma de decisiones.
  3. Apoyo emocional y social: Acceso a terapia y consejería para ayudar a gestionar emociones, desarrollar habilidades sociales y fomentar relaciones saludables. El apoyo de la familia, los amigos y la comunidad también es crucial.
  4. Integración comunitaria: Oportunidades para participar en actividades comunitarias, eventos sociales y programas de ocio, lo que fomenta la inclusión social y el desarrollo de una red de apoyo.
  5. Oportunidades de empleo: Acceso a programas de formación laboral y empleo con apoyo, que les permitan trabajar en un ambiente adaptado a sus necesidades, mejorando su autonomía y sentido de contribución.
  6. Atención médica y terapias especializadas: Acceso a servicios de salud que entiendan y se adapten a sus necesidades específicas, incluyendo terapias físicas, ocupacionales o del habla si son necesarias.
  7. Planificación centrada en la persona: Enfoques de planificación que coloquen a la persona con discapacidad intelectual en el centro del proceso de toma de decisiones, respetando sus deseos, preferencias y objetivos.
  8. Protección legal y defensa de derechos: Garantizar que sus derechos como individuos estén protegidos y promover su capacidad de tomar decisiones en su vida tanto como sea posible.
  9. Apoyo a la familia y cuidadores: Proporcionar recursos, formación y apoyo a las familias y cuidadores para entender mejor la discapacidad intelectual y cómo proporcionar cuidados efectivos, respetando la dignidad y la independencia de la persona.

La clave para apoyar a una persona con discapacidad intelectual es un enfoque individualizado que reconozca sus capacidades únicas, promueva su autonomía y fomente su participación activa en la sociedad.

Si estás interesado en buscar psicólogos en Valladolid puedes ponerte en contacto con nosotros: 

respiracion diafragmatica

Respiración diafragmática ¿Cómo funciona?

Cuando estamos nerviosos, angustiados, estresados en nuestro interior se está lidiando una batalla hormonal. Respiración diafragmática Nuestro organismo ante esas situaciones segrega una gran cantidad

Adicciones psicológicas

Cuando hablamos de adicciones psicológicas nos referimos a esas situaciones donde la persona ante el impulso, el deseo, las ganas de consumir (puede ser el

trastorno de la conducta alimentaria

Trastornos de la Conducta Alimentaria

¿Qué es el trastorno de conducta alimentaria (TCA)? Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) representan un conjunto de trastornos mentales caracterizados por la obsesión

trastorno esquizotipico de la personalidad

Trastorno esquizotípico de la personalidad

¿Qué es el trastorno esquizotípico de la personalidad? El trastorno esquizotípico de la personalidad se caracteriza por un patrón dominante de deficiencias sociales e interpersonales