Discapacidad intelectual

psicólogos en valladolid

¿Qué es la discapacidad intelectual?

La discapacidad intelectual se considera un trastorno del desarrollo neurológico. Se caracteriza por limitaciones significativas tanto en el funcionamiento intelectual como en la conducta adaptativa, tal y como se pone de manifiesto en habilidades adaptativas, conceptuales y prácticas.

¿Qué síntomas tiene la discapacidad intelectual?

En cuanto a los síntomas que definen el diagnóstico de discapacidad intelectual, destacan los siguientes:

Deficiencias de las funciones intelectuales

Deficiencias de las funciones intelectuales, como son el razonamiento, la solución de problemas, la planificación, el pensamiento abstracto, el juicio, el aprendizaje académico y el aprendizaje a partir de la experiencia, comprobado mediante la evaluación clínica y pruebas de inteligencia estandarizadas individualizadas.

Deficiencias del comportamiento adaptativo

Deficiencias del comportamiento adaptativo que producen fracaso del cumplimiento de los estándares de desarrollo y socioculturales para la autonomía personal y la responsabilidad social. Sin apoyo continuo, las deficiencias adaptativas limitan el funcionamiento en una o más actividades de la vida cotidiana, como la comunicación, participación social, vida independiente en los múltiples entornos.

Periodo de desarrollo

Inicio de las deficiencias intelectuales y adaptativas durante el periodo del desarrollo.

psicólogos Valladolid

Las limitaciones referidas anteriormente se atribuyen a diferentes causas, entre ellas destacan las siguientes:

  • Ambiental, en este caso, los problemas estarían relacionados con déficits en la conducta adaptativa. 
  • Cognitivo, aquí el problema guardaría relación con los procesos cognitivos (procesamiento de la información, procesos de autorregulación, metacognición) que emplea el sujeto, que, en el caso de la discapacidad intelectual, serían inadecuados. 
  • Conductista, en este caso, las limitaciones que presenta una persona con discapacidad intelectual, tendrían relación con que su repertorio conductual se encuentra muy limitado.
  •  Evolutivo, el desarrollo de los sujetos con discapacidad intelectual es el mismo que el de un sujeto normotipo, pero más lento. 
  • Médico, aquí la causa de la discapacidad intelectual tendría relación con un síndrome, una enfermedad, alteraciones perinatales, etc.

Niveles de severidad en la discapacidad intelectual

Se pueden diferenciar diferentes niveles de severidad dentro de la discapacidad intelectual, según la evaluación de tres dominios, que serían:

Conceptual

Incluye las competencias en memoria, lenguaje, lectura, escritura, razonamiento matemático y adquisición de conocimientos prácticos, entre otros.

Social

Implica el reconocimiento de los pensamientos, sentimientos y experiencias de los otros, empatía, habilidades de comunicación interpersonal para la amistad y criterio social, entre otros.

Práctico

Incluye el aprendizaje y la autonomía en los diferentes ámbitos de la vida diaria, tales como el cuidado personal, responsabilidad y organización en sus tareas escolares o laborales, manejo del dinero, de su tiempo libre y recreación, autocontrol de sus conductas, entre otros.

niveles de la discapacidad intelectual

Niveles de gravedad de la discapacidad intelectual

Discapacidad intelectual leve

 El alumnado con discapacidad intelectual leve supone, aproximadamente, un 85% de los casos de discapacidad intelectual. Por lo general, suelen presentar ligeros déficits sensoriales y/o motores, adquieren habilidades sociales y comunicativas en la etapa de educación infantil y adquieren los aprendizajes instrumentales básicos en la etapa de educación primaria.

Discapacidad intelectual moderada

Suponen alrededor del 10% de toda la población con discapacidad intelectual. El alumnado con este tipo de discapacidad suele desarrollar habilidades comunicativas durante los primeros años de la infancia y, durante la escolarización, puede llegar a adquirir parcialmente los aprendizajes instrumentales básicos. Suelen aprender a trasladarse de forma autónoma por lugares que les resulten familiares, atender a su cuidado personal con cierta supervisión y beneficiarse del entrenamiento en habilidades sociales.

Discapacidad intelectual grave

Supone el 3 o 4% del total de la discapacidad intelectual. La adquisición de lenguaje en los primeros años suele ser escasa y a lo largo de la escolarización pueden aprender a hablar o a emplear algún signo de comunicación alternativo. La conducta adaptativa está muy afectada en todas las áreas del desarrollo, pero es posible el aprendizaje de habilidades elementales de cuidado personal.

Discapacidad intelectual profunda

Supone el 1 o 2% del total de la discapacidad intelectual. Suelen presentar un limitado nivel de conciencia y desarrollo emocional, nula o escasa intencionalidad comunicativa, ausencia de habla y graves dificultades motrices. El nivel de autonomía, si existe, es muy reducido.

Tratamiento de la discapacidad intelectual

En cuanto al tratamiento de la discapacidad intelectual, es muy importante la estimulación precoz, que se trata de un tratamiento educativo que debe iniciarse lo antes posible, con el propósito de mejorar o prevenir déficits de desarrollo psicomotor en niños con riesgo de sufrirlo, tanto por causa orgánica como ambiental. 

Se trata de crear un ambiente estimulante adaptado a las capacidades de respuesta de cada niño para que estas puedan ir aumentando progresivamente y su evolución sea lo más parecida a la de cualquier niño normotipo.

Los objetivos de intervención se centran fundamentalmente en la estimulación de las áreas motora, cognitiva, social y personal.

El proceso de evaluación e intervención requiere de la colaboración conjunta de un equipo de profesionales multidisciplinares, entre ellos, destacan pediatras, psicólogos y neuropsicólogos, y fisioterapeutas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cuatro =