¿Qué es la ansiedad?

¿Qué es la ansiedad?

En momentos muy estresantes, complicados o de alta carga emocional podemos sentir nerviosismo. Hay que tener en cuenta que cierta activación no es mala, de hecho, nos permite estar preparados para la acción. Pero, ¿Qué pasa cuando esos síntomas se multiplican y tenemos manifestaciones como: opresión en el pecho, sudoración, sensación de ahogo, miedo a dormir…? Puedes estar sufriendo un ataque de pánico. Y cuando la ansiedad se convierte en un trastorno, nos perjudica a muchos niveles.

Trastornos por la ansiedad

Según los manuales diagnósticos, los trastornos comunes en el capítulo de “trastornos de ansiedad” del DSM-5 y el capítulo de “trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y somatoformes” de la CIE-10 (en enero del 2022 entra en vigor la versión 11) son:

  • Agorafobia: miedo a las situaciones en las que sentimos que no vamos a recibir ayuda si tenemos un ataque de pánico.
  • Trastornos de ansiedad social: miedo a las circunstancias en las que tenemos que interactuar con otras personas
  • Fobia específica: miedos excesivos a un aspecto en concreto, por ejemplo fobia a volar, o fobia a las alturas
  • Trastorno de pánico: conjunto de síntomas que se produce repentinamente por un miedo intenso
  • Trastorno de ansiedad generalizada: preocupaciones excesivas y recurrentes por multitud de temas cotidianos.

Por su parte, el DSM-5 incluye además:

  • Trastorno de ansiedad por separación: miedo a estar alejado de los padres y que pueda ocurrirles algo malo.
  • Mutismo selectivo: incapacidad de hablar en determinadas situaciones o con determinadas personas

Y la CIE-10 añade: 

  • Otros trastornos de ansiedad fóbica
  • Trastorno de ansiedad fóbica sin especificar
  • Trastorno mixto ansioso-depresivo
  • Otro trastorno mixto de ansiedad
  • Otros trastornos de ansiedad especificada
  • Otros trastornos de ansiedad no especificada
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Reacciones a estrés grave y trastornos de adaptación
  • Trastornos disociativos
  • Trastornos somatomorfos
  • Otros trastornos neuróticos.

Tratamiento de la ansiedad

Desde la psicología cognitivo- conductual, algunos de los tratamientos empleados en los trastornos de ansiedad son:

  • Técnicas de relajación y respiración: Es importante ser constante para que el cuerpo aprenda a bajar los niveles de activación
  • Exposición en vivo o en imaginación: En el caso de las fobias, una de las técnicas más efectivas es la exposición al objeto o situación que causa nuestro malestar
  • Reestructuración cognitiva: La ansiedad nos produce pensamientos rumiativos que se pueden trabajar a través de esta técnica.

Por lo tanto, si tienes preocupaciones excesivas, síntomas compatibles con la ansiedad que te resulten difíciles de manejar, si tu situación actual está afectando a tu vida personal y laboral, si tienes pensamientos negativos obsesivos o rumiativos… deberías acudir a un profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 13 =