Trastorno específico del aprendizaje

trastorno del aprendizaje

¿Qué es el trastorno específico del aprendizaje?

El trastorno específico del aprendizaje se define como una serie de dificultades significativas y persistentes en el aprendizaje y en la utilización de las aptitudes académicas relacionadas con la lectura, la escritura y/o la expresión matemática.

Estas dificultades se encuentran afectadas sustancialmente y en grado cuantificable por debajo de lo esperado para la edad cronológica del individuo, e interfieren significativamente con su rendimiento académico o laboral, o con las actividades de  su vida cotidiana.

Además, es habitual que dichas dificultades empiecen en la edad escolar, pero pueden no manifestarse totalmente hasta que las demandas de las aptitudes académicas afectadas superen las capacidades limitadas del individuo. 

Por lo que respecta a la presunta etiología de este trastorno, resulta ser compleja y, en muchos casos, desconocida. Aún así, son diversas las teorías que han surgido intentando explicar su origen e identificando las variables implicadas, pudiendo situarse todas ellas en un continuo persona – ambiente.

Entre las causas más comunes, la literatura habla de componentes genéticos, cognitivos y ambientales.

Síntomas del trastorno específico del aprendizaje

Para poder establecer un diagnóstico de trastorno específico del aprendizaje se requiere como mínimo la presencia de uno de los siguientes síntomas, que han persistido durante al menos 6 meses, a pesar de las intervenciones dirigidas a estas dificultades:

  • Lectura de palabras imprecisa o lenta con esfuerzo (p. ej., lee palabras sueltas en voz alta incorrectamente o con lentitud y vacilación, con frecuencia adivina palabras o tiene dificultad para expresar bien las palabras).
  • Dificultad para comprender el significado de lo que se lee (p. ej., puede leer un texto con precisión, pero no comprende la oración, las relaciones, las inferencias o el sentido profundo de lo que lee).
  • Dificultades ortográficas (p. ej., puede añadir, omitir o sustituir vocales o consonantes).
  • Dificultades para la expresión escrita (p. ej., hace múltiples errores gramaticales o de puntuación en una oración, organiza mal el párrafo o la expresión escrita de ideas no es clara).
  • Dificultades para dominar el sentido numérico, los datos numéricos o el cálculo (p. ej., comprende mal los números, su magnitud y sus relaciones, cuenta con los dedos para sumar números de un solo dígito en lugar de recordar la operación matemática como hacen sus iguales, se pierde en el cálculo aritmético y puede intercambiar los procedimientos). 
  • Dificultades con el razonamiento matemático (p. ej., tiene gran dificultad para aplicar los conceptos, hechos u operaciones matemáticas para resolver problemas cuantitativos).
trastorno del aprendizaje

Tratamientos

Por lo que respecta a las intervenciones psicológicas que gozan de mayor evidencia empírica para el tratamiento del trastorno específico del aprendizaje, podríamos destacar las siguientes:

  • En el caso de las dificultades en la lectura, las intervenciones psicológicas que mejor responden al tratamiento son las destinadas a mejorar la precisión y la fluidez lectora mediante intervenciones dirigidas fundamentalmente a paliar los déficits en procesamiento fonológico. Así mismo, también son relevantes las intervenciones destinadas a promover una mejor comprensión lectora.
  • Por lo que respecta a las dificultades en la escritura, las intervenciones psicológicas que han mostrado su eficacia al respecto, serían: estrategias de transcripción a través del modelado o el trabajo multisensorial con las letras que conforman las palabras; enseñanza en gramática centrada en aspectos más funcionales como los que tienen que ver con cómo combinar oraciones; actividades de preescritura (planificación) como la lluvia de ideas.- En cuanto a las dificultades en las matemáticas, las intervenciones psicológicas se enfocan tanto al dominio matemático básico (errores con la numeración o dificultades de cálculo) como al dominio matemático superior (resolución de problemas). Para ambos casos, existen programas y estrategias específicos. Un ejemplo sería el Calcularis, que se trata de un software que incluye un amplio conjunto de juegos para mejorar la representación numérica y la aritmética.

Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros, nuestro equipo de profesionales te atenderá lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − diecisiete =